L
anzar una empresa es un objetivo que se consuma luego de completar una serie de tareas pequeñas. Definir el producto o el servicio, seleccionar el nombre, levantar el presupuesto son solo algunas de ellas. Entre todas, una de las más importantes es crear una línea gráfica del negocio, esa marca personal que te identifica y te diferencia de la competencia.

Es importante crear una línea gráfica vistosa y sólida porque permite que la empresa se posicione en el mercado y los clientes la recuerden sin importar quiénes son o dónde están. Se trata de una estrategia eficiente para proyectar tu marca de manera consistente.

Conversamos con la diseñadora guatemalteca Angella Kairé para saber cuáles son los errores que debes evitar a la hora de elaborar tu línea gráfica. Si eres un emprendedor solitario o aún careces del presupuesto para contratar a diseñadores, te interesará leer este artículo. Sin más, ¡empecemos!

Copiar otras marcas

Una práctica extendida entre los empresarios primerizos es replicar el logo de otra compañía y realizarle modificaciones leves para adaptarlo. Si bien puede parecer obvio, te recalcamos que no es lo mejor. Los clientes buscan originalidad y novedad en un mar de compañías, así que es mejor si cumples con esa demanda. Además, no lograrás distinguirte mucho si te ves casi igual a otro.

Olvidar el concepto y los bocetos

Una línea gráfica de altura debe reflejar la idea que el negocio quiere transmitir a sus clientes. Cada elemento debe ofrecer un significado que debe estar presente en todos los productos de la empresa. Si omites este paso tan esencial, la identidad no se comunicará de manera óptima ante los ojos de los consumidores. Pero ¡recuerda! Alcanzar un diseño con sentido toma varios intentos, así que no te apegues al primer borrador que hagas.

Irrespetar los colores y la tipografía

Todas las marcas personales son representadas por ciertos colores (con sus respectivos tonos) y tipografías específicas. Cuando hagas tus productos gráficos, procura seguir las pautas que colocaste al inicio. No utilices colores y tipografías al azar, pues no se verá bien. Además, será más complicado que los clientes te reconozcan y guarden tu imagen en sus memorias.

No jerarquizar elementos visuales

Todos hemos observado afiches o artes en los que los textos, las imágenes y las formas son del mismo tamaño y pelean por ganar el protagonismo. Es como si estuvieran gritando al mismo tiempo. Una línea gráfica de calidad ordena los elementos para dirigir a la audiencia a la idea que el negocio desea difundir. Para ser claro y directo, te sugerimos jugar con la posición y la dimensión de los objetos gráficos que decidas usar.

Emplear un logo sin abstracciones

Una de las tendencias más recientes en la industria gráfica es generar logos con abstracciones, es decir, versiones más simples y minimalistas del diseño original. ¿Has visto que algunas empresas a veces solo usan un ícono en espacios publicitarios pequeños en lugar de su logo grande? Esa es una abstracción. Te recomendamos sumarte al barco para que puedas posicionar tu marca en distintas plataformas.

¿Has escuchado de otro error de una línea gráfica que debemos esquivar? Déjanos saber en los comentarios.

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *